morosos comunidades vecinos

Los vecinos morosos existen en todas las comunidades. Para ellos, resulta un poco difícil mantenerse al día con los pagos, justificando su demora a problemas económicos.

Esta situación es muy incómoda para los propietarios del inmueble quienes deben estar detrás de ellos cada mes, porque no quieren pagar.

Justo aquí se plantean la pregunta de ¿Cómo eliminar la morosidad en las Comunidades de vecinos? y sobre todo, sin perder la paciencia en el intento.

Derechos de los propietarios para eliminar la morosidad en las Comunidades de vecinos

Antes de solucionar la deuda, es importante poder conocer los derechos de los propietarios morosos, para poder actuar de manera segura ante cualquier procedimiento elegido contra ellos.

Pueden alquilar la vivienda

Un propietario moroso sigue teniendo el derecho de hacer con su propiedad lo que desee; así que tiene la posibilidad de cederla o alquilarla bajo las condiciones que considere.

Sin embargo, si se ha iniciado algún procedimiento legal para cancelar la deuda, deberá hacer algunas cosas antes de disponer de la propiedad:

  • Será necesario firmar un compromiso de pago, en donde se incluya calendarios de los pagos a realizar.
  • Cancelar los gastos judiciales que ha tenido que pagar la comunidad (si se ha dado el caso).
  • Tener una aprobación por parte de la comunidad, con los acuerdos realizados.

Acceso a las zonas comunes

En la mayoría de los casos los propietarios no pueden ser privados del acceso a las zonas comunes, pero a partir del 23 de octubre del 2012 se impuso una resolución, para que no pudieran entrar a estas áreas. Sin embargo, debería ser un acuerdo establecido en los Estatutos de la propiedad.

morosidad comunidades de vecinos

Consejos para eliminar la morosidad vecinal

Para eliminar la morosidad en las comunidades de vecinos, será esencial tomar en cuenta los siguientes consejos:

El primer consejo antes de tomar cualquier acción, es poder conversar sobre el tema y conocer las razones sobre la demora del pago. Es posible que sea algo justificable por alguna situación de emergencia. Así que actuar de forma diplomática sería la mejor opción.

En caso de que no se desee tener contacto con el moroso, también existe la opción de enviarle una carta para recordarle las deudas que tiene con la comunidad. De esta manera, se hará constancia de todas esas reclamaciones realizadas y que, en dado caso podrían ser llevadas a juicio para ser solicitadas.

Contrato de prevención

Firmar un contrato de prevención será de gran ayuda para combatir a los morosos de la comunidad, ya que será el recurso utilizado para cubrir la cuota que no sea pagada a tiempo.

Los propietarios tendrán el derecho de colocar carteles informativos en zonas populares de la finca para informar a los vecinos la importancia de pagar las cuotas, porque de lo contrario deberán asumir las consecuencias, como ser incluidos en fichero de crédito o solvencia patrimonial.

Crear un fondo de reserva

En las comunidades de vecinos resulta imprescindible poder contar con un fondo de reserva. De esta manera podrán cubrir de forma momentánea la conservación o reparación en la propiedad, hasta que se pueda contar con ese dinero retrasado.

Es importante mencionar que esto es algo obligatorio, solo que muy pocas comunidades lo hacen, y las que realmente lo llevan a cabo manejan tasas anuales muy bajas, que al final se traduce en fondos insuficientes. Así que, al momento de crear este fondo, será necesario solicitar un monto considerable.

Cancelar el derecho al voto

Una medida de presión para los morosos sería cancelar el derecho de voz y voto en las juntas de comunidades. En caso de que ese vecino no se encuentre al día con sus pagos, no tendrá la posibilidad de expresar su opinión en las decisiones a tomar.

De hecho, es algo que se puede hacer ya que está establecido en la Ley de Propiedad Horizontal en donde se indica que, si el propietario no está al corriente en el pago, no podrá participar, ni tener voto.

Usar el procedimiento monitorio

Cuando no se ve ningún interés en el propietario para cancelar lo adeudado, es posible respaldarse en el procedimiento monitorio. Este procedimiento se realiza vía legal, y puede tardar algunos meses para obtener la respuesta del Juez.

Contratar a un administrador de fincas

Para desentenderse de este asunto y evitar el contacto con el moroso, otra opción sería hacer la contratación de un administrador de fincas. Ellos se encargarán de todo el proceso, y llevarán un seguimiento constante sobre el caso. Su objetivo será reclamar la deuda que le corresponde.

Sabemos que lidiar con un moroso no es tarea sencilla, pero tampoco imposible si se toman en cuenta los consejos antes mencionados. El objetivo es poder llegar a una conciliación con esa persona y que sienta en la responsabilidad de pagar las deudas establecidas.